Mostrando entradas con la etiqueta Otañes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Otañes. Mostrar todas las entradas

Iglesia de Otañes

Iglesia de Santa María de Llovera

CRONOLOGÍA: En torno al siglo XIII, con reformas en los siglos XVI, XVII, XVIII y XIX.

MATERIALES: Sillería.

HISTORIA: Por la obra de Angel de Lacha y Otañes tenemos referencia del desarrollo de la construcción de la iglesia, como exponemos a continuación.

Se sabe que Sancho García de Otañes hizo la Iglesia mayor de dicho valle ("anteiglesia de Santa María de Llovera") y que en el primer cuarto del siglo XIII encarga la primitiva imagen de Santa María, hoy en la Casa-Torre.

En 1570, Don Juan de Arcentales y Montañés funda la actual capilla del Sagrado Corazón; María de Otañes y Salcedo manda construir la sacristía.

En 1572 Gaspar de Sierralta pide un lugar a la parroquia para hacer una capilla familiar al lado de la epístola.

En 1576 se realiza un primer pago a Francisco de Mioño, maestro cantero, para ampliar las capillas de los Otañes y de los Sierraltas.

Todas las capillas en esta época, serían sencillas, al estilo de la que está enfrente de la sacristía y que pertenece a la familia Orcasitas, ampliándose en el siglo XVIII.

En el siglo XVII se tienen noticias de las siguientes reformas:

- Construcción de una nueva sacristía, que es la actual.

- Ampliación de la capilla familiar de los Otañes.

- A mediados de siglo se adoquinó la Iglesia y el presbiterio y se construyeron tres vidrieras.

En el siglo XVIII, se reforma definitivamente la capilla de los Otañes en 1778 y se adoquinan las sepulturas que están al pie de las gradas del altar ( 1779 ). También se ordena que se adecente la Capilla del Sagrado Corazón de Jesús.

Finalmente, en el siglo XIX ( 1853 ) se construye el cementerio actual, anexo a la Iglesia.

DESCRIPCIÓN: Es un edificio de sillería bien labrada. La fachada principal, donde se ubica el campanario, un tanto adelantado con respecto al cuerpo de la Iglesia, es sobria, sin decoración, con una estructura geométrica muy marcada. Se distinguen cuatro alturas diferentes, dos de ellas delimitadas por molduras. El tamaño de los cuerpos se reduce de abajo a arriba.

Hay un claro predominio del muro sobre el vano; solamente existen los huecos de la puerta principal, con arco de medio punto, y el pequeño del campanario, semicircular.

La portada de entrada tiene un arco de medio punto que da lugar a una bóveda de cañón, en cuyo fondo aparece delimitado el vano de acceso, que también es de medio punto, con dovelas y, encima una hornacina para la imagen de la Virgen, rematada por una venera.

Se aprecian dos líneas de imposta que, junto con el perfil quebrado que proporcionan los distintos volúmenes de los tres cuerpos, consigue romper la monotonía del muro.

En el lateral derecho aparece una hilera de ventanas semejantes a aspilleras, que iluminan la escalera de acceso al campanario.

La casa del sacristán se encuentra adosada al lado sur de la iglesia. Presenta una entrada con arquería de medio punto.

La capilla absidal tiene planta cuadrada con tres alturas marcadas al exterior por dos líneas de imposta, de las que la inferior se continúa por la fachada principal.

Presenta contrafuertes en las esquinas que se van retranqueando en cada piso, lo que produce un aligeramiento del volumen de cada cuerpo.

En la zona más alta, cerca de la cornisa aparece una ventana rectangular y, a la misma altura, en el contrafuerte, un escudo.

La otra capilla absidal presenta las mismas características con la peculiaridad de que en el último cuarto tiene dos óculos.

El cuerpo central está retranqueado respecto a las capillas.

La fachada lateral Sur presenta dos alturas con tres ventanas de medio punto en la superior y una rectángular en la inferior. También presenta dos contrafuertes.

La fachada Norte que no presenta vanos, tiene contrafuertes y una capilla lateral de planta cuadrada con una ventana de medio punto cegado. En el contrafuerte hay un escudo.

En cuanto a su interior, la planta es basilical, de una sola nave y con capillas laterales; destaca la altura de los muros.

Las bóvedas estrelladas son de calidad, aunque se encuentran deterioradas por la acción de la humedad.

La cabecera de la iglesia acoge un retablo central de grandes proporciones y otros dos laterales, así como unas capillas particulares, en concreto a la izquierda la de la familia de la Casa-Torre.

El retablo central consta de tres calles y un cuerpo rematado por ático.

En el cuerpo destacan: una Virgen coronada (que probablemente da nombre a la iglesia) en la calle central; las imágenes de dos santos, Pedro y Pablo, en las calles laterales, entre columnas salomónicas de orden gigante. Están decoradas con uvas, racimos y hojas de parra. Estos ornamentos son símbolo del vino eucarístico.

El ático semicircular acoge un Calvario con las imágenes del Crucificado y las de San Juan y la Magdalena y decoraciones vegetales a ambos lados. Aparece rematado por un elemento de disposición vertical que contribuye a prolongar el conjunto.

Entre el ático y el cuerpo se observa un entablamento con entrantes y salientes, característico del Barroco.

Es clara la temática religiosa desarrollada en todo el retablo aludiendo a escenas o figuras del Nuevo Testamento.

En opinión de Polo Sánchez tanto "la mazonería arquitectónica como la escultura se muestran cercanas a los productos del taller de Limpias".

Sigue diciendo el autor que las imágenes de los Santos, Pedro y Pablo, y de la Virgen responden a los mismos tipos y cronología del retablo mayor de Rasines, es decir del último decenio del siglo XVII.

En cuanto a su arquitectura resulta más cercana a algunos retablos debidos a Francisco Martinez, que se encargó del retablo de la capilla de los Cachupines en San Francisco de Laredo en 1661 y del retablo mayor de Ampuero en 1663.

Como hemos mencionado anteriormente existen otros dos retablos laterales de menor dimensión y con figuras de calidad diversa.

En el retablo del lado del Evangelio (izquierdo) destaca su ático con una imagen de Santiago "Matamoros", lo que nos permite relacionar de nuevo a esta localidad con el camino de Santiago, así como resaltar el aprovechamiento de la antigua calzada romana, que unía Pisoraca con Flaviobriga, es decir Pisuerga con Castro Urdiales.


Datos extraídos de aquí.

Localízame en el mapa.


Ver Iglesias de Cantabria en un mapa más grande
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Ermita en el Barrio Los Corrales














Localízame en el mapa.


Ver Iglesias de Cantabria en un mapa más grande